Hombres libres para juntar los caminos

Hombres libres para juntar los caminos

Imagen generada por Bing

El hombre, en  su interior, puede elegir siempre su conducta ante las circunstancias, ello le hace un ser libre; libertad no es hacer todo lo que se quiere, es hacer lo que se debe cuando corresponde conforme a su YO interno; la medida de su honestidad es proporcional a la coherencia existente entre su pensamiento y su acción, es decir, que ante un fenómeno concreto distintos hombres pueden percibir, sentir y concluir distintas visiones, de allí que como individuos la honestidad y autenticidad de sus conductas pueden perfectamente ser distintas a la de otros individuos, lo importante es que exista coherencia para que sean auténticas y  honestas, luego está el hecho de ser o no moralmente correctas, los resultados y/o experiencias determinarán si las mismas eran correctas y/o necesarias frente a una realidad, es su singularidad ante las distintas manifestaciones del mundo exterior.

 

La manada por número no es lo determinante, la manada obedece sin pensar, determinante es el pastor, el líder que dirige, la manada distorsiona la conducta individual, la reprime u oculta, allí operan emociones y movimientos, los miedos, angustias, incertidumbre o ansiedades se disipan en un movimiento de andar juntos generando una sensación falsa de seguridad y certeza, todo manipulado por el pastor, es a él a quien debe exigirse mayor responsabilidad, él debe descubrir en la manada a quienes muestran más carácter, mayor vociferación, y a los más dóciles, para construir con ello una conciencia colectiva en la manada que le haga sumisa y le siga. En la manada por distintas razones no hay libertad, puede existir sensación de libertad al pastear en el campo, agachan la cabeza y no ven las rejas, no ven los barrotes al sucumbir al pastor. Por eso es importante que cada individuo contemple y piense formando criterio propio.

 

Hoy Venezuela presenta dos escenarios para poner fin a una crisis reconocida por todos, son caminos complejos y difíciles, uno electoral, el otro de lucha pacífica, lo importante es que exista honestidad y autenticidad en quienes decidan transitar uno u otro, estos valores podrán permitir el encuentro de los dos escenarios para cumplir el propósito de ambos: salir de la crisis.

 

Para que esto ocurra, es necesario deslastrar los movimientos de hipócritas, los habrá; la duración, hechos e intensidad de la crisis demuestra que esto debe ocurrir durante el camino, que no debe perderse energía en combates entre quienes son auténticos, ni entre auténticos e hipócritas, si el mensaje en el recorrido es claro y correcto, los hipócritas irán quedando solos, y la manada se irá transformando en hombres pensantes, será la medida de libertad individual lo que hará la metamorfosis de la manada, forjando un haz de conciencia y voluntad de libertad que será indetenible, haz de conciencia y voluntad sin narcisismos, ni egos que permita el encuentro de ambos escenarios en el propósito común de poner fin a la tiranía aprovechando los momentos de oportunidad que se presenten.

 

Habrá sacrificios, la libertad siempre tiene un precio, solo la voluntad y conciencia de cada individuo lo hará aceptable en la lucha por librar, hoy es necesario sembrar de nuevo, motivar, educar, formar y organizar para que la lucha social se transforme en lucha política consciente que sirva a ambos escenarios, es importante dejar claro como el control social del régimen se nutre manejando información y necesidades de los ciudadanos desde los consejos comunales, jefes de calle, ubch, colectivos, y sicarios judiciales, es decir, fiscales y jueces que criminalizan la protesta para generar miedos; identificar y señalar a cada uno es necesario para socavar, paralizar y derribar esos pilares del régimen, el terremoto sería hacer confluir a los venezolanos en un paro general hasta el final, allí lo social se fundiría con lo político asegurando el final.

 

Venezuela abre hoy un nuevo momento de oportunidad para ser libres, la confrontación interna en el régimen por el control del poder y corrupción ha paralizado la economía, socavado sus apoyos internacionales, y desnudado el miedo en la estructura militar, hay pedazos que han caído ya, otros sienten que van por ellos generándose desconfianza y miedo dentro de la mafia que busca reacomodos, en la mafia hay quienes quieren acuerdos que les garanticen impunidad y el disfrute de lo saqueado, estos seguirán entregando más operadores prescindibles; el héroe de la ambulancia desde su programa soez y vulgar ha pretendido mostrar fuerza y equipo, pero solo deja ver su miedo y soledad, lo importante es que refleja y muestra las sensaciones de intranquilidad, ruido y curvaturas que sufren, la tiranía está inquieta, cojea. 

Es tiempo de sembrar y de estar despiertos, la cosecha puede llegar ya.

@PeterPaezMonzón

Contenido


Psicología y Salud

Arte y Poesía

Historias

Nunca-más

De-interés

Cocina

Vídeos


emigreat, julio 2023

Total visitantes:
21809

Total vistas de página:
46458

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *