Iqbal Masih

Iqbal Masih

Markito Shango


@MarkitoShango

 

Iqbal Masih fue un niño pakistaní esclavizado, tenía cuatro años cuando su padre lo vendió a una fábrica de alfombras de Punjab a cambio de un préstamo de 600 rupias (moneda india). Iqbal Masih nació en 12, en una ciudad comercial en las afueras de Lahore, en Punjab, Pakistán. Era un hecho habitual en Pakistán, los hijos menores eran entregados a cambio de préstamos.

Para los padres de Iqbal, quienes eran campesinos pobres, vendieron a su hijo para pagar la boda de Aslam, el hermano mayor.

Los dueños de las fabricas recuperaban el dinero prestado descontando una parte del salario mensual, por lo que los trabajadores eran forzados a permanecer a su servicio hasta la restitución total de la deuda. Aunque la deuda nunca disminuía ya que adquirían nuevos préstamos, el adeudo solo crecía. El patrón podía seguir beneficiándose de aquel trabajo en condiciones de esclavitud.

En 1987 Iqbal empezó a trabajar más de 12 horas diarias haciendo alfombras para devolver el préstamo familiar. Fue obligado a realizar largas jornadas laborales, durante las cuales estaba encadenado al telar donde trabajaba, además fue golpeado en varias ocasiones. Iqbal tenía una gran habilidad con el telar por lo que recibía mejores tratos que los demás; sin embargo, las muy duras condiciones que debió soportar afectaron a su crecimiento. A los 12 años de edad tenía una estatura de un niño de seis.

Con el tiempo la deuda de Iqbal fue incrementando debido a los intereses del adeudo y los nuevos restamos solicitados por el padre, por lo que el pequeño fue esclavizado por varios años. Para 1992, Iqbal debía 13.000 rupias. Ese mismo año, con diez años, logró escapar de la fábrica y se dedicó a denunciar la situación de esclavitud.

Apoyado por el Frente de Liberación del Trabajo Forzado fue el estandarte de una campaña contra la esclavitud infantil. También logró cerrar empresas en la que se explotaban a menores y llevar a la cárcel a su ultimo jefe.

Iqbal recibió premios internacionalicen Estocolmo y en Boston, con lo que decidió abrir una escuela. Su activismo mejoró las condiciones de vida de muchos niños como él, sin embargo, fue una lucha que le costó la vida. Cuando tenía 12 años, Iqbal recibió un disparo mortal de Ashraf Hero, mientras visitaba a familiares en Muridke, AS Pakistán, el 16 de abril de 1995, domingo de Pascua. En 1998 en memoria de Iqbal, se instauró el día 16 de abril, como Día Mundial contra la Esclavitud Infantil.

Tomado de Twitter: @MarkitoShango

Total visitantes:
23089

Total vistas de página:
48457

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *