La Batalla apenas comienza

LA BATALLA APENAS COMIENZA

Imagen de Internet. #soscuba. Fotos que inspiran.

La caída de las torres gemelas en New York, las guerras en Afganistán e Irak y la emigración venezolana están conectadas, no son hechos inadvertidos, la historia hablará de ellos como acontecimientos que marcaron el futuro de occidente. Los primeros fijaron el interés y acción de los Estados Unidos de Norteamérica en el terrorismo, Asia y el Medio Oriente, arrastrando los intereses de Europa, buscando limitar los daños del terrorismo, estos se diseminaron por Europa y en menor medida en el territorio de los Estados Unidos de Norteamérica, pero el daño mayor no fue previsto. La emigración venezolana de manera notoria para el mundo, dejó en evidencia la batalla por librar.

El terrorismo y las guerras en Asia y Oriente Medio trajeron inestabilidad, generando una diáspora árabe a los paises europeos, y éstos, ahogados en sus convicciones de vivir una “evolución sostenida de cultura” no comprendieron la respuesta, aún no han sido capaces de dar solución apropiada a la invasión cultural árabe, originándose en ellos mayor confusión y menor posibilidad de respuesta, ya no son capaces de establecer sus propias características culturales, son incapaces de determinar y defender el valor de la Cruz para ellos, al permitir a la media luna eclipsar la Cruz, hoy su educación y modo de vida están comprometidos, si bien se observan algunas respuestas con ánimo de confrontar.  Otras nuevas significaciones conceptuales de la cultura occidental han ayudado en la confusión.

Esa obsesión visual de intereses de los Estados Unidos de Norteamérica, cegó su visión, impidiéndole observar el acercamiento, arribo e instalación de Rusia, China e Irán en el continente americano, la Venezuela chavista catapultó este hecho al servir de cabeza de playa, y, de soporte financiero al socialismo en latino américa, lo cierto es que están aquí, a todos los une tener a Occidental como enemigo, de manera especial a los Estados Unidos de Norteamérica.

El espacio de tiempo durante el cual Occidente fijó los ojos en Asia y Medio Oriente ha sido muy largo, lo suficiente para permitir la siembra y cosecha de los primeros frutos en América a los recién arribados, todo ha sido usado de manera eficiente, gobiernos, políticos, corrupción, redes sociales, medios de comunicación, propaganda, narcotráfico, hampa común, e incluso el sistema bancario internacional, todo ha servido para penetrar, sembrar y amarrar la seguridad de seguir cosechando.

El despertar de occidente ha llegado de la mano de la diáspora venezolana, un país plegado de riquezas naturales destruido y arrasado por un gobierno socialista que a pasos acelerados conformó la estructura necesaria para construir la utopía comunista, esa que solo es posible mediante fuerza y sumisión, pero, el venezolano ha resistido solo, ha sostenido una batalla por más de veinte años, durante los cuales, poco a poco el socialismo ha ido imponiendo su justicia social, esa que necesita la destrucción de las instituciones políticas, educativas y sociales para establecer el control social de la población en aras de asegurar su permanencia en el poder e imponer su visión del mundo, para liberar al hombre de su pensamiento e imponer como único pensamiento las decisiones de las cúpulas y elites del partido fusionado en gobierno único y eterno.

Dos generaciones de venezolanos han estado comprometidas en esta lucha que aún se sostiene, pero, se ha perdido fuerzas, como también fuerza ha perdido la mafia criminal socialista que ejerce el control de las armas, mas no el poder, esa pérdida está representada en la diáspora venezolana, profesionales  jóvenes inicialmente salieron en búsqueda de futuro y aires de libertad, luego siguieron trabajadores, amas de casa, familias enteras en búsqueda de sobrevivir el socialismo, esta diáspora hoy conformada por más de siete millones de venezolanos, es decir, el veinte por ciento (20 %) de la población se ha marchado en búsqueda de un espacio donde hacer nido, hogar, para abrir lugar al desarrollo de su personalidad y  a la familia, causando un impacto violento en todos los paises de la región y de Europa, mostrando de manera notoria el descuido de Occidente.

Occidente ahora debe actuar, no debe esconderse, debe evitar cometer los errores en diálogos y acuerdos que permitieron a Hitler en el pasado arrastrar al mundo a una guerra, reconocer que los diálogos y acuerdos solo son posibles entre pares, pueden ser antagonistas o adversarios, pero no enemigos, si uno de ellos tiene en su naturaleza la necesidad de destruir al otro, no es un par, es sencillamente un virus mortal que debe exterminarse.

La migración venezolana se constituye así en un acontecimiento en la historia al colocar sobre el tapete mundial la existencia de una confrontación cultural e ideológica por librar, una que occidente se negaba a aceptar, confrontación que ahora no puede eludir, pues su avanzada está ya instalada en la mente de muchos políticos, lideres, empresarios y educadores, lo cual, acentúa su gravedad, y traerá cambios, muchos de un signo o del otro, ya se observan en Europa, así como en los paises de América Latina, y en los Estados Unidos de Norteamérica  inclusive, pronto veremos cambios por esta lucha en el rediseño de la globalización como concepto.

Es posible frenar y revertir el ataque, las recientes protestas en Cuba pidiendo vida y libertad pueden ser atribuidas en parte a un efecto más de la diáspora venezolana, pues, en Miami se han unido exiliados de ambos paises que han revitalizado la idea de luchar contra todo lo que se cierne sobre nuestro modo de vida, la familia y el hombre, el es ahora se ha revelado, visibilizando el fracaso del castrismo como modelo, su naturaleza criminal y su papel o posición en la lucha mundial, su caída generará una caída de dictaduras, pero, también desnuda la complicidad de organismos internacionales e ideologías.

La batalla apenas comienza …

Peter Páez Monzón.

Contenido

Psicología y Salud

Arte y Poesía

Historias

Nunca-más

De-interés

Cocina

Vídeos


emigreat, Julio 2021

Total visitantes:
4004

Total vistas de página:
17676

Comparte esto en tus redes sociales ...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0
1+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *