Venezuela en una nueva encrucijada.

Venezuela en una nueva encrucijada.


Venezuela transita una oportunidad para salir del desastre humanitario y política que vive, corresponde el tiempo de elecciones, la comunidad internacional, que soporta una diáspora creciente está pendiente, 2024 es el año, confluyen actores, necesidades e intereses distintos que urgen solución definitiva, el proceso electoral es la vía posible de solución pacífica en momentos de geopolítica convulsa, por ello los acuerdos de Barbados y Qatar.

Los venezolanos se han unido alrededor de María Corina Machado, esta unión crece ante cada embate del régimen, el cual se sostiene a través de mentiras cínicas y burdas, muchas expuestas en negociaciones entre facilitadores (cómplices) eternos: Noruega y la Plataforma Unitaria que ganan tiempo para ella, hasta ahora le han resultado. La crisis venezolana y la diáspora son fuente de riqueza para algunos.

El régimen se sabe perdido, hoy solo cuenta con el sicariato judicial: TSJ, algunos jueces y fiscales; las estructuras de comunas expresados en jefes de calle o colectivos y en los restos de unas fuerzas armadas minadas en su interior, desmoronándose, el país sabe y siente sus mentiras, por eso crece la diáspora; el régimen ahora sufre enfrentamientos internos a la mafia gobernante, todos unidos por sus crímenes, son: torturadores, sicarios y cúpula. El régimen está solo.

Esta realidad aumenta la peligrosidad del momento, sin tener a donde ir e involucrados en una conspiración geopolítica contra occidente, el narco régimen desarrolla una estrategia para permanecer en el poder, necesita moldear y definir la oposición a enfrentar en el proceso electoral, y/o generar un escenario de guerra interna o externa para modificar la escena, bien la conspiración o un enfrentamiento con Guyana en defensa de la Guayana Esequiba.

Son escenarios en desarrollo que explican “opositores y medios que hablan de sucesión ante la inhabilitación”, y/o del llamado a un cronograma electoral exprés para romper la unidad; explica también persecuciones, detenciones, conspiraciones y magnicidios, así como la fuerte presencia militar en el inicio del año judicial y el despliegue de fuerzas militares en el oriente y costas del país: tiene miedo, son nervios, es peligrosidad.

Con los pies en tierra hay que examinar el panorama para actuar con solidez y fuerza ante el desarrollo del nuevo dialogo que ocurre a través de demostraciones de fuerza, símbolos y movimientos, así, la respuesta timorata de la comunidad internacional muestra vacilación y debilidad en la disposición de defender el derecho de los venezolanos a elecciones auténticas, competitivas y libres. Frente al panorama geopolítico convulso es imperativa la firmeza y rigidez ante el régimen, o apostará a su juego. María Corina tiene que asumir el liderazgo tanto frente a la comunidad internacional como a lo interno para exigir esa firmeza y se deje atrás la retórica insulsa de declaraciones, la inocencia para el cumplimiento de acuerdos, es hora de exigir firmeza y acciones contundentes, así como de organizar al país para hacer frente a los distintos escenarios posibles.

Vuelve Venezuela a su soledad, pero hoy en condiciones de forma, modo y tiempo favorables, hay unión, hay fuerza, hay una candidata con liderazgo reconocido por los venezolanos, hay organización social en movimiento reclamando derechos, se abre una oportunidad para transformar todo en fuerza política homogénea organizada para la lucha, para llevar el mensaje, convencer y ganar corazones en defensa del derecho de los venezolanos a decidir su candidata y elegir en elecciones auténticas y libres, es decir, en elecciones que solo serán auténticas y libres con María Corina Machado, esta premisa excluye totalmente otra posibilidad, es decir, su sustitución o, la abstención en participar, Venezuela no puede permitir elecciones que no sean libres, auténticas y competitivas, esto es … hasta el final.

Salvar el dialogo para la solución pacifica es prioridad, pero requiere disposición y voluntad de dos partes, si el régimen pretende una vez más imponer su camino desde la fuerza, no puede Venezuela someterse de nuevo, hoy existe un líder, fuerza contundente y disposición de los venezolanos para organizar una resistencia capaz de conquistar la libertad.

Ante la comunidad internacional, María Corina tiene que asumir la comunicación directamente, incluso en las mesas de negociaciones para reclamar firmeza, acción y contundencia; también activar la diáspora para crear opinión y conciencia en la comunidad internacional y sus pueblos, con expresiones constantes en distintas formas, espacios, medios y redes.

A lo interno, es momento de organización y compromiso para defender cada espacio, de preparase para todos los escenarios, para enfrentar cualquier pretensión del régimen por imponer un proceso electoral viciado o impedir que las elecciones se efectúen, hay que saber y creer que estamos frente a una narco tiranía, por eso, todos los partidos, organizaciones sociales, actores políticos instituciones y ciudadanos están llamados a exponer sin ambigüedades y con toda firmeza su compromiso de acompañar y defender hasta el final el proceso electoral, que solo puede darse con la candidatura de María Corina Machado.

@PeterPaezMonzón

Contenido


Psicología y Salud

Historias

Nunca-más

De-interés

Cocina

Videos


emigreat, Enero 2024

Total visitantes:
23089

Total vistas de página:
48457

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *