Ruido en la Tirania

Ruido en la Tirania

La tiranía en Venezuela sabe que no puede ganar una elección autentica, honesta, libre y transparente donde sea posible elegir, ante esta certeza se ha planteado dos escenarios:

1) Recorrer la ruta electoral, pero es notorio su desprecio por la honestidad, transparencia y verdad, puede afirmarse que de optar por este escenario el proceso no será autentico, honesto, libre y verdadero, la tiranía necesita obligar a la oposición a transitar una zona de muerte que sirva para dar sustento a la inhabilitación de sus candidatos, y permita al régimen la selección de candidatos opositores afines al régimen.

2) El segundo escenario implica la implosión del proceso electoral ante un estado excepcional de cosas en el país, El Esequibo o una Conspiración pueden servir de excusa, prolongaría la permanencia de la cleptocracia criminal en el poder.

Estos escenarios previstos por el régimen, explican el guion desarrollado luego de las primarias opositoras, comprendiendo el llamado inmediato al referéndum por El Esequibo, pero también las persecuciones iniciadas contra el comando nacional de la candidata electa como abanderada opositora; las detenciones de militares; las ordenes de captura contra periodistas y activistas de DDHH; las nuevas detenciones o desapariciones forzadas de jefes estadales de campaña del movimiento VENTE que impulsa la candidatura de María Corina Machado; así como los nuevos nombramientos en el TSJ del régimen, y las propuestas de “líderes de su oposición funcional” que plantean la necesidad de elegir un candidato único frente al régimen, todo dirigido a impedir la participación de María Corina Machado, electa el 22 de octubre en las primarias de la oposición.

Es un guion repetido, sus formas hacen ruido y muestra miedo, haciéndolo muy interesante. Por un lado, el guion refresca la memoria tanto a la comunidad internacional como a los venezolanos que pretenden vivir en democracia, que Venezuela está secuestrada por grupos criminales y es un estado fallido, en el cual, sus habitantes sobreviven en una prolongada crisis humanitaria compleja.

Muestra de igual manera el error de Estados Unidos y Europa al negociar con estos grupos criminales, solo prolongan el estado de las cosas, y evidencia la necesidad de cambiar la estrategia si desean impulsar la democracia, lo mismo le dice a la oposición negociante.

Por otro lado, si observamos quienes son los actores del guion en esta oportunidad, se identifica la totalidad de la cúpula criminal en el poder, Maduro; el Ministro de Defensa, sus jefes de zonas de defensa integral; Jorge Rodríguez; su fiscal general para exponer los recovecos de “conspiraciones develadas” y también al jefe de las hordas criminales del psuv ordenando desatar …”la furia bolivariana…” en esta oportunidad el guion evidencia para la corte internacional de justicia la ausencia en Venezuela de justicia, mostrando la estructura superior de la cleptocracia criminal, que ya es un dato interesante.

Se observa con claridad el objetivo: impedir la candidatura de María Corina Machado haciendo ruido para infundir miedo y desesperanza a la oposición, moldeando la forma de su participación electoral.

Pero, han olvidado que en una obra sus formas y actores transmiten también un mensaje, la intervención de la cúpula en el guion muestran el vacío y abandono de la tiranía, ya no hay seguidores para actuar, lo deja evidente la escasa participación en el referéndum, las nuevas directivas del CNE y TSJ, así como la detención de militares, entre ellos familiares de una magistrada del régimen, todo recuerda el retorcer de intestinos,  de otra confrontación interna en el grupo criminal, es violencia que se muestra, pero en esta oportunidad ha obligado a los propios a dar fe de vida y compromiso, es un definir el amigo/enemigo a lo interno para existir, es decir, hay miedo y debilidad en la cúpula criminal, por eso observamos el denigrante acto de degradación y expulsión militar, buscan evitar el repetir de comportamientos, han sentido la cercanía de caronte, un grupo a lo interno quiere desplazar a otro, es una lucha intestina que se muestra para hacer ruido, la enfermedad está instalada, antes fue Tarek El Aisami, hoy ¿quién?

El miedo, debilidad y violencia interna que experimentan buscan transformarla  para sus fines mediante el uso malicioso de la justicia penal, por eso pretenden hacer la violencia como externa, avanzando sobre la estructura de VENTE para fundar la decisión de inhabilitación por dictar, pero, hay una oportunidad de luchar hacia adelante, de dar vida al “… hasta el final …”, existe liderazgo reconocido y discurso creíble, una naciente organización ciudadana desde una inmensa voluntad consciente dispuesta a luchar, es una oportunidad para construir fuerza que responda los ataques de la tiranía, el liderazgo debe mostrar fuerza y contener la agresión e, incluso para rechazarla hasta el final y terminar la dictadura, es el momento de dar coherencia al discurso:

1) asumiendo de manera directa la representación de las negociaciones desplazando a la plataforma unitaria, que es elemento de desconfianza, y

2) ejercitando con mensajes directos, claros y movilizaciones el cuerpo social para formar una fuerza indetenible con voluntad de luchar e incluso sostener un paro general hasta el final y/o transitar con éxito la ruta electoral, todo según la propuesta que haga el moribundo régimen.

@PeterPaezMonzón

Total visitantes:
20603

Total vistas de página:
44708

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *