¿Es malo cenar en abundancia justo antes de acostarse?

¿Es malo cenar en abundancia justo antes de acostarse?

La respuesta a esta pregunta no puede ser generalizada, ya que depende de cada persona y de sus ritmos biológicos
Una mujer en pijama busca un tentempié en la nevera por la noche. CREAM_PH (GETTY IMAGES)
MARÍA JOSÉ CASTRO ALIJA

No se puede responder a la pregunta de si es malo comer mucho antes de dormir, porque el refrán de “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”, según los últimos estudios y si nos fijamos en el mantenimiento del peso, ya no es una evidencia tan clara como se pensaba antes. Sí que es cierto que una cena abundante sí puede provocar que la digestión sea más pesada, más difícil, y que eso haga que el descanso no sea reparador. Pero depende de varias cuestiones como, por ejemplo, qué se come (si son muchas proteínas, si son muchas grasas, etc.). Además, no se puede dar una respuesta que sirva para todo el mundo porque va a depender de cada persona, de sus ritmos biológicos y de lo que conocemos como crononutrición que es el estudio de la alimentación sobre esos ritmos biológicos.

Hay personas que son vespertinas y otras que son matutinas. Y eso supone que la respuesta a la pregunta es que depende del metabolismo de cada individuo y de cómo se produce su proceso digestivo. En alimentación cada vez podemos generalizar menos. Ya sabemos, por ejemplo, que la vieja teoría de que cenar mucho supone un aumento de peso no se sostiene con los últimos estudios. Uno reciente, por ejemplo, analizó la diferencia de pérdida de peso en personas que desayunaban mucho y luego iban comiendo menos a lo largo del día, frente a otras personas que desayunaban muy poco e iban comiendo más a lo largo del día, y cuya ingesta más importante era por la noche: la ganancia de peso prácticamente era igual en los dos grupos. Eso nos demuestra que, en la pérdida de peso, no es crucial cuándo se coma. Lo que sí parece es que influye en el apetito y en la sensación de saciedad. Un desayuno más abundante parece que disminuye las hormonas del apetito y aumenta las de la saciedad, más que cuando la comida más abundante se hace a la hora de la cena.

Pero lo que sabemos ya es que, en nutrición, tenemos que ir a la personalización: la respuesta metabólica va a ser distinta entre unas personas y otras, como lo es también el ritmo de producción de hormonas.

Así que como contestación a la pregunta diré que si la persona de la que nos hablas en tu email (que cena en abundancia) antes de acostarse está bien, no hay problema. Nos dices también que, justo antes de cenar, va dos horas al gimnasio todos los días, y eso supone que hace un gasto energético notable, así que necesita compensar ese gasto.

Durante mucho tiempo se ha dicho que el desayuno es la comida más importante del día. Pero el desayuno no es más que romper el ayuno. Y depende de cada persona, puede funcionarle mejor un desayuno abundante o no. Lo estamos viendo con los ayunos intermitentes en los que se cambian los horarios para la realización de las ingestas. Esas normas generales que veníamos recomendando se han quedado desfasadas. Lo que sabemos ahora es que hay que hacer un estudio de cada persona y, en función de la respuesta que tenga, sus ritmos cronobiológicos, sus horarios y cómo se sienta emocionalmente, la recomendación nutricional debe ser una u otra. Es algo mucho más complejo que sumar y restar calorías.

También influye mucho si está todavía en proceso de crecimiento, si tiene mayor necesidad de aporte, o cómo funciona su proceso digestivo. Decir radicalmente que es malo cenar en abundancia justo antes de acostarse es pernicioso, y creo que con los conocimientos actuales en nutrición no puede hacerse.

María José Castro Alija es doctora en medicina, experta en nutrición y profesora titular de la Universidad de Valladolid..

Tomado de https://elpais.com/salud-y-bienestar/nosotras-respondemos/2023-12-16/es-malo-cenar-en-abundancia-justo-antes-de-acostarse.html

Total visitantes:
20605

Total vistas de página:
44711

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *