Es la hora !!

Es la hora !!

La era digital, internet y la inteligencia artificial parecen imprimir velocidad a nuestras vidas, se suceden eventos unos tras otros impidiéndonos detenernos, contemplar y comprender sus dimensiones reales, una velocidad que transforma el mundo.

Algunos eventos se imponen cuando su contradicción es notoria, sea en su ejecución, como en sus efectos y consecuencias, llaman a detener nuestro andar obligándonos a escarbar sus motivaciones, pues, transforman de manera violenta el entorno, percibimos en ellos una capacidad de incidir y transformar el tiempo, la evolución de las cosas y nuestras vidas, así ha llegado la guerra de Putin contra las democracias usando como excusa Ucrania haciendo estalla el derecho internacional y el concepto de globalización como pilar de la paz y seguridad de los pueblos y del mundo al interrelacionar necesidades y soluciones en una red tejida por todos, de esta manera la globalización ya no es garantía de paz ni de bienestar.

Esta guerra ha sido posible al decidirse sobre la valoración de la inmovilidad de occidente ante su necesidad y dependencia energética en un gran porcentaje del gas ruso, necesidades evaluadas a la luz de las experiencias dejadas por la pandemia del Covid 19 y,  ante la ineficacia de sanciones  económicas y la conformaciones de bloques en la comunidad internacional como respuestas ante las sistemáticas violaciones de los derechos humanos por dictaduras o gobiernos en manos de organizaciones criminales, entre ellos, el caso Venezuela evidencia su fracaso mayor, al convertirse en vitrina de la conducta de los paises, que, movidos por sus particulares intereses, buscan satisfacer los mismos en mejores condiciones amparados en negociaciones secretas.

Esta corrupta conducta, o cuanto menos indecente a la luz de la visión de humanidad, ha sido copiada y repetida por el liderazgo político del país hasta absorber toda la oposición partidista, la cual, dando invisibilidad al sufrimiento y magnitud de la catástrofe humanitaria que vive el venezolano, corre hoy al proceso electoral diseñado por la dictadura. No podemos dejar de mencionar otro pilar de la decisión de la guerra, el miedo de occidente al arsenal nuclear de Rusia.

La catástrofe humanitaria que vive Venezuela ha generado dos migraciones, una que observa el mundo en el éxodo masivo de más de ocho millones de venezolanos en búsqueda de futuro, y la otra, conformada por una migración interna, silente y sin mayor visibilidad, esa que ancla al hombre en un reducido espacio hasta hacerlo un extranjero, un extraño en su tierra, y nada de esto pareciera importar a la política interna ni a la comunidad internacional.

En el caso venezolano la ineficacia del sistema internacional ha sido de mayor relevancia, tanto por la magnitud y constancia del éxodo, como por el uso desenfrenado de una retórica guerrerista y amenazante desde la organización criminal que usurpa el poder en Venezuela frente a toda América, amenazas puestas en práctica en distintos paises de la región, sin obtener hasta el momento una respuesta eficaz, proporcional y concreta que detenga y ponga punto final al origen de las amenazas, es decir, al régimen usurpador y criminal en Venezuela. Estas amenazas, consistentes en enviar una brisa o viento bolivariano para que recorra la América toda, involucra a sus pueblos, necesidades y emociones como mecanismos incendiarios que desencadenan iras y odios que alimentan respuestas para facilitar la toma del poder en cada país a través de sus aliados, surgidos del foro de sao paulo o grupo de puebla, ejemplos sobran.

De esta manera quiero resaltar que lo realmente importante es la instauración de una doctrina nueva sustentada en la amenaza del terror y crueldad que generan inestabilidad política como elemento de esa guerra psicológica desplegada, su práctica aprovecha los interés de cada país y la corrupción de sus líderes para hacerla efectiva sin respuesta, dejándose de esta manera de lado la doctrina de la disuasión mutua como sustento de las relaciones internacionales y de la geopolítica, dando paso a la conformación de  una nueva doctrina, sin que haya existido una respuestas proporcional y efectiva de la comunidad internacional.

Este experimento político social llevado a cabo por el régimen criminal venezolano, ha sido hasta ahora exitoso a sus fines, y realizado en el patio de los Estados Unidos de Norteamérica y de las democracias ha dado construido esa nueva doctrina, la cual, hoy en mayor proporción ha dado paso a la guerra de Ucrania y a la consolidación de regímenes criminales sustentados en el terror y crueldad que en la imaginación genera la posibilidad del uso preventivo del arma nuclear, hecho que muestra al mundo el peligro de las autocracias para la paz y, como el arma nuclear es hoy un elemento de chantaje que consolida los regímenes criminales, ante la posibilidad de su uso preventivo como amenaza ante cualquier señal de intervención de las democracias.

Hoy, la migración de venezolanos ha sido usada en algunos paises con ese fin,  ha sido criminalizada de manera planificada desde Caracas haciendo uso de distintos medios en los diferentes paises para resaltar y aumentar la percepción de los pueblos de sus crisis sociales que cualquier movimiento migratorio genera, de esta manera logra dos propósitos 1) tocar las emociones de los pueblos para producir un rechazo xenofóbico de los venezolanos, canalizando a sus aliados la opinión publica de cada país acercándolos al poder; y 2)  construyendo un embudo a la Comunidad Internacional que permita canalizar la solución – (ante la manifiesta omisión e irrelevancia del “gobierno interino”) – con la consolidación y reconocimiento del régimen criminal.

Ya observamos este camino en la liberación de los narco sobrinos y el reciente decreto de la administración Biden en los Estados Unidos autorizando la deportación o expulsión inmediata de cualquier venezolano que ingrese desde la fecha a los EEUU, sin uso del mecanismo limitante y  discriminatorio creado, son solo el inicio de ello, son señales para todos aquellos que realmente poseen la voluntad de luchar contra “las organizaciones criminales que usurpan el poder en Venezuela” es hora de actuar, tal como el pueblo Ucraniano a ejemplarizado:

Forzar, desde un compromiso real con los principios y valores democráticos, la defensa del país y la libertad del hombre, para imponer a la comunidad internacional la visión y conducta necesaria para la defensa de occidente desde esta parte del planeta, de otra manera, hemos perdido a Venezuela.

Esperar una reacción o reencuentro con los partidos políticos venezolanos es irreal, todos se muestran comprometidos con el proceso electoral del régimen y con el nuevo rumbo que deja ver la comunidad internacional ante el caso Venezuela y la guerra en Ucrania, y dado que el mundo muestra al arma nuclear como seguro de permanencia de esos regímenes criminales en el poder, con seguridad el arma nuclear es hoy objetivo real y prioritario de la usurpación para  cerrar el juego, la presencia de Rusia, Irán y China en el país y sus distintas necesidades de nuevos focos de potenciales conflictos internacionales para el desarrollo de su geopolítica lo hacen viable.

@PeterPaezMonzon

Contenido


Psicología y Salud

Arte y Poesía

Historias

Nunca-más

De-interés

Cocina


emigreat, Agosto 2022

Total visitantes:
8003

Total vistas de página:
25827

Comparte esto en tus redes sociales ...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *