La Carreta de Sísifo

La Carreta de Sísifo

El mito de Sísifo es un ensayo filosófico de Albert Camus que remite al castigo que los dioses infringen a Prometeo por su astucia y engaño, condenándolo a perder la vista, y empujar una inmensa roca montaña arriba hasta alcanzar la cúspide, para luego dejarla caer hasta la base o valle de la montaña, y de nuevo empujarla hasta la cumbre, así eternamente.

Pretende Camus mostrar lo absurdo de la vida de quien la asume inútil, de quien acepta la vida sin comprender su existencia como se presenta, por ello el sentido del suicidio.

Esta alegoría se ha instalado en la sociedad y política venezolana, tal vez sea resultad eficaz de un cuarto de siglo de chavismo, y de la viveza del venezolano que considera astucia, tanto de la sociedad y del político venezolano buscar la felicidad sin esfuerzo, así, lo absurdo se ha impuesto;  la oposición aligerar la carga para considerarse libre, no empuja un peñasco inmenso, lo ha cambiado por una carreta de paja (el esfuerzo es menor y la mentira mayor), para evitar confrontar su existencia con la realidad, repitiendo una y otra vez la ruta a la cumbre sabiéndola absurda, sin comprender repite su esfuerzo para subir a la cresta creyéndose libre.

La tiranía lo sabe, aprovecha la realidad geopolítica y la absurda cultura instalada en la sociedad y política venezolana para instar a lo absurdo indefinidamente; en ambos, sociedad y política, el miedo, la incertidumbre, la ausencia de criterio y de tiempo para contemplar sustenta sus conductas, por ello, se atreve a repetir su receta, cambia el CNE; suprime, conforma o compra partidos y dirigentes políticos; inhabilita a líderes de oposición; cambia el alto mando militar para entronizar torturadores;  persigue la protesta social y usa la administración de justicia para enviar un mensaje poderoso de miedo a todos, al condenar trabajadores a penas infames por reclamar un salario justo, y usándola también en tiempos de miel con las universidades para intervenir organizaciones no gubernamentales, así como para secuestrar, torturar y someter a un estudiante, envía de esta manera un claro mensaje a las autoridades estudiantiles y universitarias renovadas; cierra medios de comunicación y castiga a quienes contratan con opositores en sus campañas;  oculta a su cómplice en el saqueo del país por crear un tentáculo propio; pero, sin embargo, sienta a todos a la mesa para hablar de elecciones libres y auténticas, el castigo de Sísifo funciona.

Hubo otros tiempos de confusión del mal y la política, donde sociedad, dirigentes políticos y religiosos se hicieron parte del mal al hacerse útiles al poder del imperio, mientras el pueblo sin esperanzas erraba hambriento y en harapos, solo existía; el vuelco lo inspiró un hombre y doce discípulos, apartándose del rebaño se atrevió a pensar distinto, era un grupo pequeño, insignificante, pero, creció al dirigir su voluntad y esfuerzo a explicar la verdad y vivirla, mostró ser autentico y confiable, mostró la ética, luego, envió su pequeña tropa a llevar el mensaje a muchos, a explicar, educar y formar en la verdad para sacarlos de las multitudes rompiendo la cadena de sumisión por imitación, rompió el miedo al brindarles la oportunidad de pensar por sí mismos, y ganó corazones y  mentes,  conquistó almas y voluntades, construyó todo un pueblo capaz de sufrir por la verdad, un pueblo que entendió que la felicidad no consiste en servilismo y silencio, que era necesario rebelarse con convicción y sacrificio para acrecentar la voluntad de luchar y prevalecer, nos habló de dignidad, es una ruta que impone una visión distinta, un inicio distinto, pero con seguridad, también un resultado distinto, lo difícil es apartarse de lo absurdo, dejar la multitud, observar, pensar, comprender y confrontar la realidad para lograr soluciones posibles y dignas, asumiendo de esta manera una conducta responsable en lo individual y para con la sociedad, es la vía para construir una salida que lleve a un país honesto, responsable, digno y con futuro, es un tejido social distinto e invencible que da sentido a la vida, a la lucha.

Esta ruta impone estar conscientes de los hilos que se extienden desde el poder hasta los hombres, descubrir el ritmo y sonido de sus vibraciones al trasmitir o imponer órdenes y comunicaciones, es la manera de destruir la normalidad deconstruida por el miedo y la política del interés y del negocio; es la ruta para, hacer posible el sentido de responsabilidad y servicio, devolviendo la autenticidad como rasgo del ejercicio de la política, haciendo posible crear un tejido social sano, capaz de entender la lucha como elemento necesario de confrontación para alcanzar un estado de felicidad, de Libertad.

@PeterPaezMonzón

Contenido


Psicología

Arte y Poesía

Historias

Nunca-más

De-interés

Cocina

Vídeos


emigreat, Agosto 2023

Total visitantes:
20880

Total vistas de página:
45174

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *