Emigré sin saberlo

Emigré sin saberlo

Úbeda – Jaén – Andalucía – España, abril de 2020

Ante la calamidad que padece Venezuela producto de la dictadura, emigré sin saberlo. Nunca lo pensé, la critiqué severamente hasta que me tocó. El 17 de diciembre de 2018, sin mucha planificación y con hijos emigrantes me despedí. Por temporales de la vida, padre y madre nos trasladamos a la madre patria de urgencia, primero ella, detrás yo. Acompañado del cubo y saliendo por Maiquetía arribamos a Bilbao, expectantes de celebrar en familia las festividades decembrinas. Y sí, degustamos en familia los goces conocidos y perdidos. Ya transcurridos unos días en un país normal decidimos probar suerte. Mi acompañante,sólo, regresó. 

Con mis otros hijos ya residenciados en Santander – Cantabria desde hacía años, nuestra aventura tuvo buen comienzo. Optimistas, tomamos rumbo al norte.

Hipnotizados por la novedad, sin voltear , regularizamos residencia y dimos marcha a sufragar prioridades iniciando vida laboral , logrando integrarnos satisfactoriamente.

Los hechos muy entretenidos, superando diferentes contratiempos. Dimos rienda suelta a disfrutar carencias acumuladas, cubrimos expectativas inmediatas, hasta que … debutó la rutina y aparecieron vacíos que sólo puedo llenar en mi país. Comencé a sentir sed de patria, sed de mi gente, de su paisaje, su cielo, su aroma, nostalgia por mi terruño, sentir la roncha de mi tierra, sed de lo bueno y lo malo, sed de todo.

Con ahínco me integré al trabajo, pero a la rutina y a la vida social española no. Aun cuando Venezuela es hija de España, de su idioma, sus costumbres, su cultura, en esta etapa de mi vida con las reservas de adaptación agotadas y con raíces bien y profundamente plantadas en mi patria, estoy viviendo en España , pero vivo en Venezuela en alma , vida y corazón .

Me aferro con fe al nuevo amanecer, volando hacia el continente americano de cara al sol, retrocediendo el tiempo y pletórico de renacer.

Después de más de 1 año auto exiliado y, a pesar de la calidad de vida que ofrece España, no recomiendo esta decisión a mis paisanos contemporáneos. Emigrar es cónsono con la divina juventud .

Úbeda Pueblo de 30 mil habitantes al sur de España.
Hospital “San Juan de La Cruz” Especialista en Cirugía General.
Jardín mundial de Los Olivos. Olivares por doquier.
Aquí estoy divagando, con mi mente en Venezuela, donde mis sueños se cumplieron y donde ya viví el futuro. Un porvenir vivido que viviré. NachOrtiz es Venezuela y sólo en Venezuela soy NachOrtiz.

A los jóvenes venezolanos que deseen emigrar y tengan opción España, considero que sí permite aventurarse , teniendo siempre presente los avatares de la vida.
Tarde pero oportuno haber descubierto y sentido el amor de patria.

NachOrtiz
Médico especialista – Cirujano Oncólogo
Mérida edo Mérida
nachocancer@hotmail.com

Total visitantes:
8083

Total vistas de página:
25916

Comparte esto en tus redes sociales ...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0
3+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *