Venezuela y sentido

Venezuela y sentido

Escuchamos de nuevo el llamado a procesos electorales para superar el conflicto que vive Venezuela, por un lado, el régimen en su objetivo de vender a la comunidad internacional la existencia de democracia, por otro, el llamado desde la cúpula opositora, reconocida por un grupo de paises, a un Acuerdo de Salvación Nacional que finalice en un proceso electoral con el régimen. En ambos senderos permanece el régimen.

El primero, se construye con la participación nominal de partidos que integran la oposición domesticada y funcional construida por la corrupción, son el marco visible del proceso electoral que busca legitimar al régimen, sin embargo, es importante no olvidar que estos partidos políticos no representan junto al régimen más de un 10 o 15 por ciento (%) de la población electoral, pero se apoyan en la hegemónica estructura comunicacional construida por el régimen a lo interno del país, y en  los medios internacionales operativos a los fines del foro de sao paulo, del progresismo mundial o, de sus  aliados geopolíticos para generar opinión publica engañosa en todos los ámbitos para legitimar la vía.  Este proceso camina un sendero soportado en instituciones surgidas en elecciones fraudulentas que han permitido la continuidad de la usurpación presidencial y una asamblea nacional para sostener o nombrar órganos funcionales a sus fines, entre ellos, el Tribunal Supremo de Justicia usados para moldear la oposición domesticada y autorizada, así como un Consejo Nacional Electoral, que ya ha definido los tiempos y anunciará en su oportunidad los resultados que todos sospechan predeterminados. La imposición de las estructuras de la dictadura mediante estos procesos, hacen presión en otros actores opositores para que se integren, so pena de exclusión por un tiempo más. 

La presión ha surtido efectos en las cúpulas reconocidas por la comunidad internacional, con mensajes distintos entre sus actores, se palpa en ellos extravío, desesperación, escepticismo y desesperanza, perdieron la fe y voluntad para desalojar al régimen usurpador y poner fin así al conflicto, dan señales de cansancio, de aceptar como propia la voluntad del régimen en mantener el poder,  ahora propone un acuerdo de salvación nacional y, de justicia transicional para proteger a elementos de ambas partes, planteamiento que muestra que comparten miedos con los usurpadores, que tiende a la supervivencia de ambos factores luego del proceso electoral general perseguido.

Este grupo cupular tampoco representa a la mayoría de los venezolanos, pese a fundamentar el acuerdo en la búsqueda de paz, del ingreso de ayuda humanitaria y vacunas contra el Covid-19 para la población, su debilidad y momento transmite la idea de reparto de botín, mucho más cuando, siendo notoria la condición criminal del régimen, no existen ni señalan argumentos para el cambio de esta percepción, por otro lado, este grupo cupular es excluyente en su origen, “crean su propia plataforma de unidad opositora”  para hablar por todos, incluso por quienes ha excluido en su origen, de manera que no pueden generar confianza sin explicar, si los usurpadores son o no son, un conglomerado criminal,  explicar la exclusión de los otros, y el cómo y el por qué llegan a considerarse el nosotros

Cierto es y, debe reconocerse, que otros sectores opositores no aportan soluciones concretas, mantienen un discurso que propende a la espera de una reacción por la comunidad internacional que desaloje al usurpador, esto, es combustible para la perdida de la esperanza en los venezolanos al dejar el futuro del país en manos extrañas, se deja de esta manera la solución a un hecho del azar, al dejar fuera de la esfera de control y responsabilidad de los venezolanos la solución del conflicto y de la crisis humanitaria, su propuesta demanda responsabilidad y acción coherente de los venezolanos, la omisión de acción y lucha no puede sustentarse en un argumento derrotista “…ya hicimos todo…”, siempre faltará por hacer sin aún no hay libertad.

Todas estas vías son un sin sentido a la lógica deseada por un país destruido en lo más profundo, afectado en su psiquis, arruinado y destruido en todas sus aristas, son vías para mantener la situación con retoques y/o algunos nuevos actores que servirán a lo mismo, es decir, a la permanencia de un estado que considera tener el derecho de imponer al hombre un modelo de convivencia social que sacrifica al individuo para consolidar el diseño de la sociedad igualitaria, sin merito, que destruye el trabajo, la creatividad y determina la conducta permisible que conduce al servilismo, es decir, mantener el modelo criminal que ha destruido los sueños, vida y futuro de sus hijos, dispersando la familia venezolana por el mundo.

Venezuela exige nuevas estrategias para rescatar el sentido de la diáspora en nuestro territorio, es decir, para hacer del país, una vez más, un espacio de respeto al hombre, que cobije nuestra última libertad, es decir, la libertad de pensar, elegir y trabajar para realizar y hacer posible nuestros propios deseos como individuos en el bien.

Venezuela puede transformarse desde sus entrañas y cambiar el rumbo, pese al extravío de la política partidista que ha perdido el sentido de servicio y de ser medio para la búsqueda de la felicidad del hombre, esa política perdió su rumbo, su objetivo ahora es la política empresarial socializada como fin, que hace del político un empresario.

Ante la soledad del sufrimiento y de acompañamiento, nos corresponde a los venezolanos construir la solución, juntarnos codo con codo y, desde lo profundo de la sociedad civil liderar la confrontación definitiva de ideas en defensa de nuestra cultura, de nuestros hijos, haciéndonos cargo como individuos y ciudadanos del problema, es hora de actuar,  protegernos, y rebelarnos unidos con nuevas estrategias y métodos de lucha en el propósito de una Venezuela de valor, sin impunidad, sin mafias, que permita al individuo crear en un estado de libertad, solidaridad, trabajo, justicia, orden y ley, demos sentido a nuestra historia, la unidad de la fuerza esta en nosotros, no importa el tiempo que tome, solo importa seguir de pie con dignidad hasta ser libres.

@PeterPaezMonzon
@PGpaez

Total visitantes:
8081

Total vistas de página:
25914

Comparte esto en tus redes sociales ...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0
1+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *