Pandemia y Emigrantes

Pandemia y Emigrantes

Más de seis millones de venezolanos obligados a emigrar por la crisis humanitaria que vive el país, están hoy forzados a soportar una crisis humanitaria mundial, se potencia de esta manera en ellos los efectos de ser emigrantes, la soledad, la percepción de no pertenencia, la ansiedad, la explotación en sus trabajos, los miedos, la inseguridad en muchos de ellos por estar ilegal en los países de acogida, no contar con seguridad social, ni cobertura médica, obligados a cumplir una cuarentena o confinamiento sin ahorros, con la carga de mantenerse y mantener familia en Venezuela, todo ello potencia sus angustias, acrecentada por no contar con un estado a sus espalda, pues, un colectivo usurpador que saquea y destruye al país, ocupa la estructura burocrática ejerciendo la violencia desde la fuerza de las armas; otro gobierno, legitimo, pero carente de los instrumentos para el ejercicio del poder, parece tener en sus objetivos de manera exclusiva lo político, asi, ambos dan invisibilidad a los emigrantes, su peso desnuda.

Es urgente que la OEA ante la omisión del servicio político del estado venezolano, vele por la humanidad de los emigrantes en este momento, en el cual, acatando las ordenes de los gobiernos están obligados a guardar cuarentena social desde la angustia, ansiedad y miedos, sin recursos, sin ahorros, sin alimentos, sin seguro médico, con el miedo de quedar sin techo al hacerse imposible pagar rentas, al no poder trabajar y con la perspectiva de perder sus trabajos, es decir, el emigrante venezolano está en una situación más trágica, que aquella vivida al momento de tomar la decisión de emigra para buscar futuro y vivir, pues se encuentra desamparado, con hambre, sin posibilidad de soñar y sin nadie que vele por él en esta pandemia y ante sus consecuencias.

Alguna iniciativa existe en Perú para conocer su situación por parte de la embajada y un grupo de venezolanos, sin embargo es importante que desde las redes, en cada país los emigrantes se organicen para registrar su situación real, y tender puentes con los estados, organizaciones no gubernamentales de derechos humanos y la iglesia para buscar mecanismos de atención sanitaria, alimenticia, económica y psicológica para aliviar, comprender y aceptar la realidad y seguir resistiendo, soñando, para dar alimento al alma y saber desde la fe que superaremos esta nueva dificultad.

Es hora de comunicarse y organizarse, grupos pequeños para darse contención, generar ideas de protección y trabajo en las redes, emprender soluciones para alimento y techo seguro.

Desde este blog hacemos un llamado al gobierno legítimo venezolano (@jguaido) para que actúe, así como a la OEA y gobiernos del mundo, de manera especial a los americanos, desde Canadá hasta Tierra de Fuego, donde se concentra la mayor parte de la emigración venezolana para que visibilicen esta realidad y den soluciones, son soñadores de futuro, la Guaido, la OEA y los gobiernos de América tienen tarea de solidaridad.

Por: Peter Páez Monzón

@PGpaez

Total visitantes:
20606

Total vistas de página:
44713

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *