La Humanidad

LA HUMANIDAD

“Determinó cuales eran mis puntos débiles”, Eugenia contó su experiencia de violencia psicológica

por María Victoria Fermín Kancev – @vickyfermin

Durante mucho tiempo Eugenia* tuvo miedo de contar su historia. Aseguró que su agresor la amenazó con destruirla. Ese sentimiento, además, estuvo acompañado por la culpa de sentir que su silencio estuviese perpetuando el abuso.

“No hablar significaba que Ricardo Nunes seguiría en una posición de poder en la que puede seguir haciendo daño… Sentí que, si no ayudaba a conseguir una solución, sería parte del problema”, dijo sobre el videoperiodista venezolano de una agencia de noticias internacional.

Durante un año estuvo bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico y tras el surgimiento del movimiento #YoTeCreoVzla difundió su historia a través de redes sociales.

“Ver que había tantas mujeres que pasaron por situaciones similares y mucho peores a la mía, me hizo sentir que era mi responsabilidad denunciar”, expresó la periodista en entrevista vía chat con Efecto Cocuyo.

Contó su experiencia en Twitter, bajo el seudónimo de Eugenia, el pasado 4 de mayo: “Decidí usar las redes sociales para concientizar sobre el abuso psicológico, que muchas veces pasamos por alto, tendemos a desmeritar sus consecuencias. Yo no quiero que ninguna otra persona pase por lo que yo pasé”.
“Determinó cuáles eran mis puntos débiles y atacó con comentarios despectivos sobre mi familia, mi cuerpo, mi relación y mi trabajo. Todo escaló. Llamaba y escribía a toda hora para preguntarme con quién estaba y en dónde”, reza otro de los mensajes.

Nunca imaginó el alcance que tendrían sus tuits en las redes, solo tenía la certeza de haberlo hecho por las razones correcta.

Tras su relato, la periodista María José Montilla citó su mensaje y también comentó lo que había vivido y observado mientras trabajó con Nunes. Dijo que, si bien el hombre nunca le puso una mano encima, siempre la hizo sentir incómoda. Añadió que “el patrón” de violencia psicológica era exacto al que describió su colega.

Normalizar el abuso

Eugenia concientizó que había sido víctima de abuso cuando profundizó sobre las secuelas de lo que vivió, cuando se vio paralizada por la depresión. También por la reacción en la cara de sus amigos cuando finalmente decidió compartir lo que le había pasado.

“Me costó mucho entender que lo que me pasaba no estaba bien, especialmente porque en el ambiente laboral todos lo normalizaban. Había una especie de pacto de silencio. Todos simplemente soportábamos el maltrato diario, el abuso. Aunque conmigo fuese mucho peor, yo también era parte de ese pacto”, expresó.

La joven profesional decidió también acudir a los organismos públicos institucionales porque desea sentar un precedente, “porque estoy segura de que esta persona es un peligro para la sociedad”.

Advirtió que se trata de un trámite doloroso al tener que escribir y repetir varias veces lo que te pasó, asumirlo, al asumirse como una víctima.

“Mis abogadas han hecho un trabajo impecable, creo que eso me ha ayudado mucho. Lograron poner la denuncia de la forma más directa y eficiente, pero sé que lamentablemente esa no es la realidad del sistema judicial en el país”, añadió.

Sobre qué les diría a otras personas que experimentaron violencia, planteó que cada una atravesará un proceso distinto. Sin embargo, recomendó “hablen con amigos y familiares, que busquen apoyo psicológico”, que ha sido lo más importante en su proceso personal.

Sobre los señalamientos en su contra Ricardo Nunes dijo a Efecto Cocuyo vía telefónica: “Yo trabajo para una empresa muy grande y no puedo hacer comentarios ni tampoco quiero hacer comentarios al respecto”.

https://efectococuyo.com/la-humanidad/
Imágenes referenciales tomadas de https://www.pinterest.com/princesitamontejo90/violencia-psicol%C3%B3gica/

Total visitantes:
8082

Total vistas de página:
25915

Comparte esto en tus redes sociales ...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *