COMUNICADO: «MIGRACIÓN Y PANDEMIA»

IMPACTO DE LA PANDEMIA COVID-19 EN LA DIÁSPORA
VENEZOLANA

Las organizaciones no gubernamentales que suscriben, promotores de la lucha en contra de la corrupción,  defensa de los derechos humanos, el  desarrollo y emprendimiento, en apoyo a la dignidad ante la crisis global por la pandemia producida por el COVID-19, expresamos una profunda preocupación por nuestros connacionales que se encuentran fuera de las fronteras de Venezuela, como migrantes en los diferentes países de Latinoamérica, quienes no escapan a esta realidad sanitaria, la cual incrementa la vulnerabilidad en las condiciones propias de sus estatus migratorios.

Uno de los casos más  representativos del éxodo Venezolano, se encuentra en la República de Colombia, la cual alberga alrededor de un millón setecientos setenta y un mil doscientos treinta y siete (1.771.237) enezolanos, de los cuales al menos 1.017.152 están en condición irregular con respecto a su status migratorio, cifra expresada por el observatorio Venezuela, a través del Proyecto Migra,informe del Panorama Laboral de los venezolanos en Colombia.

La Emergencia humanitaria Compleja ha impulsado a más de Cuatro millones trecientos mil (4.300.000) venezolanos aproximadamente, desde 2015 hasta mayo de 2019, a huir de su país de origen, en busca de calidad de vida para sus familias, según cifras de la Agencia de la ONU para los Refugiados ACNUR, y la Organización Internacional para las Migraciones OIM, anunciadas en enero de 2.019. Según la Organización de Estados Americanos (OEA), podría levarse entre 7,5 y 8,2 millones hacia finales del 2020, en su informe sobre a crisis de migrantes y refugiados venezolanos en la Región. Información tomada del informe realizado por la Unión Europea, Transparencia Internacional, transparencia Venezuela, Proética (2019), Migración y Corrupción en el desplazamiento forzado de venezolanos hacia Colombia y Perú.

Ante los recientes hechos y declaraciones sobre ciudadanos venezolanos, deseamos manifestar ante las autoridades nacionales, regionales y locales colombianas lo siguiente:

1. Queremos agradecer la solidaridad que Colombia ha demostrado con creces respecto a la migración venezolana y también las decididas acciones emprendidas por sus autoridades para combatir la pandemia que ha generado nuevas exigencias.

2. Estamos conscientes de que una parte importante de esta migración se ha sumado a los sectores más vulnerables de la sociedad colombiana. Esta vulnerabilidad se ha visto agravada con la aparición de la pandemia del COVID-19.

3. Tanto la vulnerabilidad como la pandemia, han generado en Colombia una situación de angustia ante la incertidumbre de obtener alimentos, medicinas, servicios públicos, asistencia médica.

4. Los migrantes venezolanos no escapan a esta preocupación, así como también la población pendular que recibe tratamientos en Colombia, los pacientes renales (reciben diálisis día por medio), y los pacientes oncológicos en peligro de muerte (reciben tratamientos de quimioterapias en Colombia).

5. Como consecuencia de esta situación, han surgido actos de perturbación social, como saqueos a comercios, en donde se han visto involucrados algunos ciudadanos venezolanos, razón por la cual rechazamos todo acto delictivo cometidos por connacionales y respaldamos la aplicación de sanciones legales.

6. Esta situación contribuye a alimentar actos xenófobos, ajenos al sentimiento de solidaridad que ha demostrado Colombia ante la Emergencia Humanitaria Compleja que aqueja a Venezuela, y causa de la migración del país de origen ante las sistemáticas violaciones a los derechos a la salud y a la alimentación, así como también la violencia, la inseguridad, el colapso de los servicios básicos y el deterioro del sistema de educación, falta de acceso a atención de salud prenatal y postnatal y la insuficiencia de mecanismos de protección frente a la violencia doméstica, la persecución por motivos políticos.

7. Recordamos que las recomendaciones de los organismos de cooperación internacional sanitarios y de DDHH, se enfocan en la no estigmatización de una comunidad, ya que en situaciones de calamidad un  señalamiento por parte de gobernantes, líderes políticos o medios de comunicación, pueden provocar riesgos de exclusión, violencia y vulneración a sus derechos. Asociación Civil Colombo-Venezolana Ávila Monserrate Compromiso Democrático, Comunicado Migración, Pandemia y Xenofobia.

8. Hacemos un llamado a la embajada de Venezuela en la República de Colombia y a todos sus pares en Latinoamérica, activar protocolos que protejan los derechos de las personas en calidad de migrantes, para que sus derechos fundamentales sean garantizados.

9. Invitamos a los organismos e Instituciones Internacionales y Nacionales para que promovamos estrategias conjuntas que puedan dar soluciones ante la contingencia que afecta a la población migrante y a los países receptores, para establecer equilibrio razonable entre la atención regular a la población nativa y la presión de los migrantes cuya característica fundamental es la vulnerabilidad que produce el desplazamiento, durante la lucha que ha emprendido la sociedad ante la pandemia.

Los derechos humanos son imprescriptibles e inherentes a la dignidad humana, por tanto, nos acompañarán a donde quiera que vayamos.

Firmado a los 31 días del mes de marzo del 2020.

ONG`s (varias)

Total visitantes:
9351

Total vistas de página:
27560

Comparte esto en tus redes sociales ...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *