La Cruz de Occidente

La Cruz de Occidente

Islamización y Geopolítica

Monseñor Mario Moronta, Imagen de Internet
Días atrás eran virales en las redes, unas reflexiones presentadas al país por Monseñor Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal, Venezuela. De cara a lo que nos viene…

Dejaba saber sus temores y angustias como pastor y ciudadano, con la intención  de motivar el pensamiento y reflexión individual ante los objetivos de la llamada revolución bolivariana, y la grosera ausencia de reflexión política en la oposición; busca nuestra atención como integrantes de la cultura occidental y, como cristianos, al hacerse para él evidente que Venezuela no es más que un campo de batalla experimental de las guerras futuras, la cual, estamos  librando. ¡No hay tiempo que perder…!!

Decía que, “… durante una sesión de la Asamblea Episcopal, indiqué que debíamos prestarle atención a la excesiva presencia de iraníes en Venezuela. Indicaba que en ese momento (hace unos diez años más o menos) teníamos unos doce mil iraníes. Recuerdo que se me dijo que no había que tenerles miedo a ellos sino a los cubanos, con sus servicios de inteligencia ..” corroborando el conocimiento de la Iglesia de algo que el venezolano de a pie percibe con mayor profundidad: la entrega del país a los aliados del régimen, pues, lo que  ocurre en Venezuela, va mucho más allá de simples alianzas geopolíticas, éstas se configuran con base a intereses comunes, o para debilitar un enemigo común, pero, salvaguardando el territorio, los intereses propios y a sus ciudadanos, lo cual, no ocurre en nuestro país, aquí es evidente la entrega de instituciones  y territorio a países extranjeros y/o, a grupos paramilitares, hecho indicativo que existe algo más allá de simple geopolítica, vemos como los sistemas neurálgicos del Estado, identificación, movilidad individual y social de las personas, economía y mercado fue entregada a los servicios de inteligencia cubanos, con la sospecha de ser además quienes controlan los procesos electorales. Las comunicaciones y big data están en poder de China; los territorios que contienen recursos naturales estratégicos en el sur amazónico están bajo control de Irán, China, o de grupos terroristas como las FARC, el ELN colombianos, HAMAS en Isla de Margarita, e incluso las FANB subordinada a extraños, queda corta la visión de Monseñor Mario Moronta.

Refería igualmente, cito: “… en esa misma asamblea, nos visitó un sacerdote considerado entre los “asesores” de la CEV y tocó el tema. Entonces se le dijo que ya ese asunto lo habíamos considerado y le estábamos prestando atención. Esto mismo señalé en diversos foros y encuentros y casi nadie me hizo caso. Sólo una profesora y sociólogo conocida de muchos, hizo caso de ello, advirtiendo, a la vez, el riesgo de permitir que se pudiera obviar fácilmente la presencia de un proceso de “islamización” en la nación. Tampoco se le prestó atención. Reflejando con ello para el buen observador, que la cúpula eclesiástica padece las mismas falencias de la sociedad venezolana, civil, política y/o militar, los intereses personales han prevalecido, para hacer posible la ausencia de reflexión en las cúpulas, quienes descargan esta responsabilidad en “asesores o expertos” , (así los llama), de campañas y posicionamientos electorales, por lo cual, no perciben aún la realidad que nos ocurre, no observan lo principal, es decir, la entrega del país como mecanismo disparador de un ataque en proceso, cuyo objetivo es Occidente, somos cabeza de playa de esos intereses, del islamismo y la contracultura, dando forma a la estrategia formulada por  Antonio Gramsci para encadenar la libertad, que hoy deriva en tomar el control del mercado mundial.

Nos dice Monseñor Mario Moronta en sus reflexiones, que “… Casi ningún pensador, por no decir nadie, ha estudiado esta dura realidad. Venezuela se convierte ahora de una manera clara y “pacífica” en un partner de Irán, pero permitiéndole que ponga sus bases de operaciones en nuestro país… de cara a lo que ellos quieren. No es cuestión de recibir petróleo, o de compartir el uranio… no seamos ingenuos. Su presencia tenía y tiene un objetivo de tipo geopolítico …”, afirmación que ratifica existe una realidad mucho más grande que un simple hecho geopolítico ante la confluencia sin control de varios países e intereses sobre el territorio, cuya única pegatina es su aversión a occidente, todos buscan que el venezolano, (hombre y sociedad) pierda los valores específicos que sostienen y permiten el modo o forma de vida que hemos construido desde la libertad en occidente, en otras palabras, destruir las bases que constituyen los pilares de nuestra cultura, para crear e instalar desde sus ruinas conceptos nuevos, razón por la cual, ya en sus inicios hubo preocupación en construir, desarrollar e imponer una nueva narrativa y lenguaje; se definen enemigos, uno tras otro, internos o externos; se ha destruido al país para empobrecer y someter la nación en sus estructuras físicas, económicas, educativas y morales, con la intencionalidad de generar el cambio de manos de las empresas industriales, comerciales y de comunicación del país, entregándolas a sus cómplices o camaradas; así como la destrucción del sistema educativo y estampida del talento en su necesidad de conformar masas en lugar de ciudadanos, de modo que pueda ser factible una nueva historia que ya cuentan en los centros infantiles, todo conforma un mecanismo para alterar la evolución natural e imponer un salto evolutivo en la sociedad, un salto del cual despertemos bajo un modo de vida distinto, uno determinado por el control total de la sociedad y del hombre.

Y, ante la realidad que palpamos, como decir que no han sido en gran medida exitosos en sus propósitos, pues no existe reacción real a estos procesos, pese a existir aún sectores en resistencia, hoy la dirección de la oposición parece perdida y desconcertada, ante la consulta popular diseñada por el régimen, se ha diseñado una propia, pero, la del régimen tiene objetivo estratégico, imponer las bases de la nueva realidad por llegar; la segunda, la de la oposición carece de sentido estratégico, pues sus resultados afirmativos solo podrán ser vinculantes y efectivos con el ejercicio de la fuerza mediante la confrontación del régimen, lo cual descarta la primera pregunta “de manera inocente” empeñados en acordar un proceso electoral, ambas consultas servirán para medir sus respectivos apoyos en aras de ese proceso electoral añorado, pero, dejan abierta una tercera medición, no querida por los consultantes, la cual, otorga sentido político a ambos resultados,  dejara ver el tamaño de quienes cansados de bailoterapia y engaños no participaran en ninguno de esos dos procesos o consultas populares, reflejará el tamaño de la parte del país que quiere confrontar con firmeza y fuerza al régimen. De ser mayoritaria la No Participación (No convalidan ni la dictadura, ni la dirección de la oposición sin sentido estratégico) se abrirá un reto al liderazgo, quien desee dirigir tendrá claro que debe asumir con hechos los riesgos y responsabilidades propias a la conducción, sin esperar por terceros, más aún cuando se vislumbra un proceso de persecución política que forzará la clandestinidad, es la paradoja anunciada del 2021.

No podemos esperar la imposición del poder popular, de la comuna, es nuestra responsabilidad como ciudadanos y hombres libres impedirlo, de lo contrario estaremos condenados a nuestros hijos a ser los sacrificables para sostener la vida de la casta conformada por funcionarios y sus secuaces.

Monseñor Mario Moronta nos invita a reflexión para discernir y asumir posición responsable sin dejarnos conducir como borregos a los corrales de los lobos grises o rojos.

 

Peter Paez Monzón @PGpaez

Total visitantes:
8083

Total vistas de página:
25916

Comparte esto en tus redes sociales ...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0
2+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *