UNA HISTORIA ANÓNIMA

Una historia anónima

Las historias son muchas, las razones también.

A.V. venezolano, trabajador, padre de familia, obligado a emigrar por no existir un sistema de justicia independiente en Venezuela, estamos en dictadura criminal; perseguido por la apetencia de funcionarios del régimen y sus colectivos para apoderarse de una empresa privada, armaron contra sus trabajadores cargos criminales graves, infundados e inexistentes, usando un mazo político, fiscal, policial y judicial, abriendo sí, las carteras y bolsillos de su entorno como banco y mecanismo probatorio de inocencia, por ello, con otros, tuve que partir.

Espero en la ruta el cambio anhelado, que la libertad retorne a Venezuela, done exista justicia, en ese momento volveré sobre mis pasos para hacer frente al proceso judicial, para mostrar mi inocencia, señalar la injustica y el saqueo vividos.

Tomar la maleta para salir fue doloroso, caminar senderos y páramos desgarradores, hambre y frio, los pies duelen y sangran, solo la esperanza movió nuestro cuerpo para acortar el sufrimiento, el cansancio y hacer desaparecer los miedos e incertidumbre.

Aún no llegó a mi destino, fui víctima de un robo, perdí mis documentos y el poco dinero que llevaba, la solidaridad de los hombres de esta generosa nación donde me encuentro, han permitido que inicie de nuevo mi vida, tengo trabajo, duro, pero un trabajo honrado y seguro, gozo de la confianza de mis compañeros, me integran a sus espacios de vidas, siento amistad y acompañamiento que hacen llevadera la situación, abren esperanza para sostener la vida hasta el momento de regresar.

A.V

Total visitantes:
8003

Total vistas de página:
25827

Comparte esto en tus redes sociales ...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0
1+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *