¡SIN ENGAÑOS!

¡SIN ENGAÑOS!

La oposición luce dispersa y sin ideas, sus líderes y organizaciones se encuentran paralizados e invisibilizados, no parecen conocer sus objetivos, incluso se percibe un gobierno interino vacío, sin sentido ni voluntad de poder, inexistente en los hechos bajo un liderazgo errático que llamó a una consulta popular como respuesta al proceso electoral fraudulento de la dictadura, pero, su propuesta, forma y resultados solo dejaron evidente el vacío y sin sentido de su accionar. Se siguen pensando propuestas democráticas sin instituciones.

La dictadura mantiene el desarrollo de una estrategia de significados, ahora, impuso de facto su asamblea nacional como signo del más fuerte, anuncia, ejecuta y propicia hechos hirientes y desmoralizantes contra la sociedad e instituciones que los sufren, dirigidos a mostrar una imagen de continuidad de un poder que pretende comunicar estabilidad política, social y jurídica ante una comunidad internacional, que luce también débil y con miedos, genera de esta manera más desesperanza y sumisión en los venezolanos.

El conglomerado criminal en el poder ha sostenido en el tiempo, un ataque sistemático contra la población que no comparte su pensamiento y fines, se apodera y goza las riquezas del territorio, por ello destruye el trabajo, la educación, la salud, la familia, el futuro, la esperanza, en resumen, es una guerra de exterminio que explica la coexistencia de dos paises, uno que goza y disfruta el botín saqueado como premio a su adhesión; otro, llevado al extremo de supervivencia, que poco a poco es obligado a desplazarse, generando el mayor éxodo en la historia de una población,  todo esto define la naturaleza criminal del régimen  determinando la no posibilidad de dialogo. ES UNA GUERRA DE EXTERMINIO.

El proceso electoral en los Estados Unidos de Norteamérica, produjo un cambio traumático de administración que debilita su liderazgo internacional, este proceso ha mostrado el agotamiento del modelo democrático actual ante el poder que ofertan las nuevas tecnologías a la vida en sociedad; las Big Tech han transparentado el control del espacio público de discusión desde espacios privados desplazando el poder y socavando las bases de muchas instituciones consustanciadas con la democracia, tales como los partidos políticos, ética, prensa libre, censura, justicia, sistemas de salud y educativos, estos últimos resaltados en sus carencias con el arribo del virus chino y sus consecuencias en Occidente. Este agotamiento y la oportunidad en que todo ocurre parecen propiciar y alimentar como solución modelos de gobiernos basados en autoritarismo y control total QUE SE CONSOLIDAN EN REGIMENES CRIMINALES.

Todo esto hace imperativo y urgente para la oposición venezolana, llenar de sentido e idea estratégica su propuesta a un país que quiere resistir, que espera una narrativa proporcional y coherente al ataque sistemático de exterminio que sufre, esto exige un liderazgo que asuma la realidad y defina como enemigo al régimen y a quienes lo sostienen, sería una narrativa creíble, sin equívoco al expresar una voluntad de alcanzar un único objetivo: poner fin absoluto a la dictadura criminal asumiendo confrontar la guerra planteada, su sentido sería guía y resonancia de su acción; un mensaje claro y transparente, un parte aguas que ayudará a identificar y exponer toda conducta de colaboración y/o forma de coexistencia con el enemigo, haciendo distinción y permitiendo tomar posiciones claras, esta narrativa llenaría el vacío que ha permitido las innumerables traiciones, colaboraciones, así como propiciado la falta de empatía entre la oposición, que la ha atomizado. Se entregará así contenido y sentido en la propuesta, mostrando … el hacia dónde y el para qué

Esta narrativa al contener valor, sentido y objetivo único, pondrá fin a toda conducta de coqueteo con propuestas relacionadas con la expresión de la violencia silenciosa o poder disciplinario que desarrolla la dictadura criminal, exponiendo con claridad que esas conductas han constituido un mensajes de docilidad y sometimiento al permitir que la agenda discursiva sea impuesta desde el enemigo, y que al obedecer o adoptar esas propuestas generan desesperanza, alimentando el hábito de dominio asumido por muchos, de allí que toda expresión directa o indirecta relacionado con elecciones, diálogos o acuerdos con el crimen, cualquiera sea el contenido, se traduzca en rechazo de esos grupos políticos.

Preguntas: ¿Cuál ha sido el papel de medios, periodismo y redes en el proceso, cual su responsabilidad? ¿Qué puede acordar el bien con el mal, la política con el crimen? ¿enemigos o adversarios?  ¿Existen paridos políticos? ¿Existen Instituciones políticas que representen al pueblo? ¿Existe ética en liderazgos? ¿Hay lideres reales o mediáticos? ¿Cuál el papel a jugar por el ciudadano y la sociedad civil? Sus respuestas pueden explicar la crisis que vivimos y brindar ideas para salir de ella.

La propuesta por hacerse tiene que contener valor y transmitir transparencia, honestidad y compromiso, tal vez incluso, contener un símil de quemar las naves a un posible retorno para generar confianza y compromiso en romper el hábito de obediencia instalado, provocando la movilización y disposición para dar la lucha que adeudamos como nación y sociedad en formación, organización y calle ante la realidad de no existir democracia, de la posibilidad de disolución del país, y de no existir fuerza armada, el momento exige de sus líderes asumir la realidad sin engaños. La comunidad internacional tendría luego la palabra.

@PGpaez
@Peter Páez Monzón

Total visitantes:
1972

Total vistas de página:
10877

3+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *