La ensalada César de la ganadora de MasterChef que conquista hasta a quienes no les gusta la lechuga

La ensalada César de la ganadora de MasterChef que conquista hasta a quienes no les gusta la lechuga

  • Se trata de una receta sencilla y rápida de preparar con la que María Lo asegura que no volveremos a pedir una ensalada César fuera de casa.
Ensalada César. LauriPatterson / iStock

Digamos que lo de la ensalada César siempre ha sido un poco trampa, porque sí, es una de esas recetas que siempre nos apetece comer, ya sea como acompañamiento al centro de la mesa o como plato principal.

Ya sabemos que como las elaboraciones caseras no hay nada, y si puede ser partiendo de las recetas de los que más saben, mejor que mejor. Y ahí es donde entra María Lo, la flamante ganadora de la última edición de MasterChef que a través de sus redes conquista a miles de seguidores con sus recetas. Platos sencillos, económicos y rápidos de preparar al alcance de todos. 

«Cocinera hasta la médula y disfrutona como nadie», se define la chef de madre gaditana y padre chino a través de su cuenta de Instagram, donde podemos dar fe de ambas cosas, como por ejemplo con esta deliciosa receta de ensalada César elaborada con cogollos de lechuga a la plancha, panko con mantequilla ahumada y la salsa César tradicional. 

Esta receta de María Lo es uno de esos platos bueno, bonito y barato, y que además se elabora en un periquete, por lo que no vas a tener excusa para no ponerte el delantal y probarla.

Para la preparación, tanto de la ensalada como de la salsa César, necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 2 cogollos de lechuga
  • 1 rebanada de pan picada fina
  • Mantequilla ahumada
  • 1 huevo L
  • 1 diente de ajo sin germen
  • 1 cucharada de salsa perrins
  • Aceite
  • Limón
  • 150 ml de aceite de girasol
  • 3 filetes de anchoa
  • 1 cucharada de mostaza antigua
  • 30 gramos de queso parmesano
  • AOVE
  • Sal

Preparación

  1. En un vaso para túrmix, agregamos: el huevo entero, el diente de ajo mediano, pelado y sin germen, los filetes de anchoas, la salsa perrins (o worcestershire), la mostaza y la mitad del aceite de girasol y emulsionamos con túrmix empezamos con el túrmix apovado en la base del vaso, accionamos y esperamos a que se vaya formando la emulsión.
  2. Una vez se esté empezando a emulsionar, podemos subir y bajar el brazo mientras que vamos agregando a hilo fino el resto del aceite. Vosotros mismos podéis parar de agregar aceite cuando consigáis una consistencia emulsionada pero aún ligera.
  3. Agregamos entonces el parmesano o pecorino que habremos rallado o cortado en trozos pequeñitos junto con el zumo de 1/2 limón y volvemos a triturar hasta obtener una salsa homogénea y cremosa.
  4. Probamos, rectificamos de sal y de limón si fuese necesario y reservamos.
  5. Picamos finamente una rodaja de pan del día anterior o que tengáis congelado (lo más fino posible o si tenéis Panko, podéis usar panko) y lo freímos en sartén con una nuez de mantequilla (mantequilla normal también le queda genial), ponemos a punto de sal y escurrimos el exceso de aceite en papel absorbente. Reservamos.
  6. Cortamos 2 cogollos de lechuga (intentad que estén bien prietos y frescos) cada uno en 4, es decir, tendréis 8 trozos. En una sartén o sartén/grill (o brasa si la tenéis), ponéis un poco de aceite de oliva y cuando esté caliente, marcamos los cogollos por todas sus caras a fuego medio alto. Retiramos.
  7. Disponemos los cogollos de lechuga aún templados en un plato o fuente, ponemos salsa por encima (al gusto), ponemos pan frito y terminamos con queso parmesano rallado.

Propiedades de la lechuga

La lechuga es una verdura que por su bajo contenido de hidratos de carbono, proteínas y grasas, es muy baja en calorías. Se trata de un alimento con alto contenido en agua donde podemos encontrar vitamina C, folatos y provitamina A (b-carotenos). La tiamina y vitamina E se encuentran en menores proporciones, según explican desde Gobierno de España.

Posee pequeñas cantidades de fósforo, potasio, hierro y calcio, siendo las hojas de color verde intenso las más ricas en vitaminas y minerales. “Contiene flavonoides, fundamentalmente quercetina, que tiene actividad antioxidante, antitrombótica y anticarcinogénica; seguida de kaempferol, y cantidades inferiores de miricetina, luteolina y apigenina. La lechuga también aporta pequeñas cantidades de b-sitosterol, stigmasterol y campesterol, fitoesteroles que participan en importantes funciones biológicas tales como la reducción de los niveles séricos de colesterol, protección frente a algunos tipos de cáncer, etc”, aseguran sobre la lechuga desde la página web del Gobierno. 

Por cada 100 gramos la lechuga contiene:
  • Calorías: 19 kcal
  • Proteínas: 1,37 gramos
  • Grasas: 0,2 gramos
  • Carbohidratos: 1,4 gramos
  • Fibra: 1,5 gramos
  • Sodio: 3 miligramos
  • Hierro: 1 miligramo
  • Calcio: 34,7 miligramos
  • Potasio: 220 miligramos
  • Fósforo: 28 miligramos
  • Magnesio: 16 miligramos
  • Vitaminas de los grupos A, B, C y E
  • Agua: 94 %

Total visitantes:
20606

Total vistas de página:
44713

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *