¿País o Universidad? …. ¡País!

¿País o Universidad? …. ¡País!

Gerard Páez Monzón
Candidato a Rector
Universidad de Los Andes

Érase una vez, la historia de un país en un mundo imaginario donde vivía toda una población cuya fe dominante era sólo “Sentir poder”. Un whiskycito gratis era poder en esa sociedad. ¡Sí, sí sí! Quien lo invitara, importaba, y mucho, porque ese poder de esa persona debía pasar a ser del invitado, era su eje de vida: “quitar para tener, para sentir poder, para ser igual”, había que adherírselo, no conquistarlo. Así vivían todos menos unos pocos.

El valor de sus ciudadanos se centraba en adherirse poder de otros y/o con otros. Vivir de lo urgente era encontrarse con otros ciudadanos que sientan lo mismo, que comulguen la misma fe, esa de adherirse poder de otros. Lo importante, para esta religión, no es.… importante, no existe. Lo importante, lograr el bienestar de un país, no es importante, mientras que hablar de la desigualdad es urgente, es sentir poder, es luchar. De nuevo, como con el whiskycito, había que adherirse a esa otra persona quien invita a conversar sobre la desigualdad. Hacen colectivos, se adhieren a éstos mutuamente. Sienten el choque con aquellas personas quienes accionan en lo importante, aquellas personas quienes practican la fe de la realidad, las que verdaderamente transforman y producen bienestar social. Los fieles de lo urgente no desean saber nada de los fieles de lo importante, ni cómo lo hacen ni quiénes son, no existen; asocian éxito con imperio, con capitalismo, con desigualdad a pesar de ser esas sociedades sus destinos cuando deciden irse de aquí. No es igualdad utópica, esa de papel, ésta les encanta. No es igualdad de parásitos, esa de quitar para dar, ésta la practican. Es igualdad del esfuerzo, ésa de producir y decidir si dar o no libremente, ésta la odian tanto que niegan el cómo se produjo el whiskycito , ni se lo preguntan. Es, además, la única fe que ve desigualdad en el color de la piel, les encanta esta desigualdad por lo eterno y decantado, sólo un color lo ven como desigual; son los únicos que ven desigualdad en la piel negra, hasta pierden la fe en Dios por eso.

Los Espacios Universidad.

El lograr transformar a una Üniversidad en la mejor del mundo no es importante, hablar de la desigualdad en la Universidad es urgente, es sentir poder, es luchar. Es más, de lo mismo, es el whiskycito   de la historia a adherirse. Son quienes desean que no le nombren a los que accionan por la igualdad del esfuerzo universitario; éstos son los mal llamados Académicos.

Lo urgente es lo que se vive, es una fuente de adquisición de poder. Ser parte de una caravana es lo urgente, hacia dónde va no importa. Lo importante, el destino, duele porque no es parte de lo urgente, de eso que les pueda ofrecer fuerzas de poder y de adherirlo igual como sentarse a tomar un vaso de agua con sed, tomarse un vaso de poder sentados, en colectivo, agarrados de las manos, abrazados… y así se van adhiriendo poder, más y más en sus sangres hasta un punto umbral donde la creencia de la fe de lo urgente les explota por todo el cuerpo haciendo que sus mentes se magneticen cayendo en una fosa oscura giratoria, polarizada negativamente por sentir poder, porque lo único que ven es lo urgente y polarizada postivamente por sentir lo urgente, porque lo único que ven es poder.  Se les categoriza como el peor de los “zombies” por no distinguir nada importante.

¿Qué es lo importante?

A los que ven fuera de su religión se les cuestiona y asigna el no desear lograr el propósito de igualdad social, lo cual realmente no es deseado por su religión. Lo que sí saben, pero no lo admiten, lo dejan fuera de la fe, es que todo aquello que sea importante choca con sus oídos, les absorbe todo tipo de energía, les “lava la voluntad”, son momentos de blasfemias. Son los sentimientos de desigualdad el fin, el propósito, el engaño para sus ansias de poder, del que tanto disfrutan vivirlo a piel viva y guían sus vidas. Se les muestra a estos seres una sociedad con mejor grado de igualdad, en miles de kilómetros, y de inmediato brincan a ver una desigualdad social en cualquier grano de arena que requiere de un nanómetro para medirla.

En las Universidades son los Académicos quienes accionan en lo importante. En las universidades son los populistas quienes viven de lo urgente. En un país son los Capitalistas quienes accionan en lo importante. En un país son los comunistas, los socialistas, los sindicalistas, los malandros, quienes viven de lo urgente, se buscan, se reúnen, se adhieren poder del uno del otro, del colectivo, llegan a sentir el placer del robo como una mordida estirada a una concha de mango con los ojos cerrados, tal cual.

No les hable de los logros de los que accionan en lo importante porque les ataca lo urgente, ese juguito de lo urgente, de dolor por el prójimo, el pobre, el de la desigualdad… necesitan poder, energía. Otra persona que coincida en abrazarse a hablar de lo triste, de lo injusto, del dolor del discriminado es suficiente para recargar fuerzas y poder. Se levantan de la mesa, se despiden, y salen saltando de alegría, lograron combatir el mal, resolvieron, lucharon y a camita orgullosos. Al siguiente día se sienten gigantes, se sienten que son ciudadanos a cabalidad y no pueden creer que existan “people” Capitalistas, que se consideren sus resultados como bienestar social, como importante, en un país; en una universidad no pueden creer que existan “people” Académicos que se les pueda considerar sus resultados como algo importante. Hacer realmente algo por los Profesores Universitarios a quienes le rompieron el contrato con los miserables salarios no es importante, hablar de eso sí es urgente.

Venezuela y la ULA.

Venezuela y la ULA gritan juntas que basta ya la praxis de la manipulación de lo urgente como religión, como masoquismo colectivo y especialmente masoquismo individual por sus predicadores populistas para hacer sentir poder a sus fieles seguidores del autoflagelo del dolor humano, del universitario, de la sociedad y Universidad sin lograr revertir la desigualdad en calidad de frutos de vida. ¡Basta ya!, ¡Piensen en sus hijos y nietos!

Ambas gritan, ¡Despierten consciencia y concéntrense en lo importante!, en la ejecución de logros, de resultados, en el bienestar social y universitario, en curar el dolor humano y académico.

Extirpando ese tumor metastásico de populismo dentro y fuera de la Universidad y país, podemos con mucha facilidad crear la nueva Üniversidad de Los Andes con los Puntos Sobre La Ü y construir un gran país.

¡Abajo el populismo, lo urgente y el chavismo!, ¡Arriba la Libertad!

Gerard Páez Monzón

Profesor Titular – Universidad de Los Andes desde 1979. Doctorado (1986) y Master (1983) en Arquitecturas de Computadores y Microprocesadores de la Université Pierre et Marie Curie, París, Francia. Bachelor of Electrical-Mención Computacional Engineering de Villanova University, Pa. EEUU, 1979. PostDoctorado en University of Toronto, Canadá 1992. Se desempeñó en el Silicon Valley, EEUU. como Arquitecto de Microprocesadores en diferentes compañías de circuitos integrados,1996-2004. Co-Fundador del Grupo radixPuntoEDU creador de la Estrategia Educacional RAIS, el Programa ‘ULA-Startups’, y la actividad-ciudad ‘Rompiendo Coherencias’.
Actualmente es el Jefe del Departamento de Computación – Escuela de Sistemas donde se ofrece todo el programa y más de 18 asignaturas de la carrera a distancia, Investigador Titular del CEMISID-Facultad de Ingeniería donde lidera el desarrollo de una máquina inteligente, el BrainCEMISID. Miembro del Comité Doctorado Medicina Experimental – Mención Neurociencia de la Facultad de Medicina a reiniciarse este año 2024, Fundador&CEO de la startup Ignis Gravitas Inc. convirtiendo en expertos en el emprendimiento de innovación a través de una plataforma en la nube, y Candidato a Rector para construir una Nueva Universidad a través del manejo tecnológico y creación de soluciones especificado como el proyecto Puntos Sobre La Ü.

Total visitantes:
21810

Total vistas de página:
46459

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *